Articulos en español

La “solución” apocalíptica de Meirelles y Pezão para la crisis de Río

Por Bruno Sobral

 

La crisis de Río se volvió un juego de ajedrez político, quien cree que es sólo un problema técnico ya tomó partido en esta disputa. Llamo la atención sobre el hecho de que la “solución” que darán a la crisis afectará a toda la política nacional de aquí en adelante, por eso, atención: mucho cuidado quienes crean que la crisis de Río es un problema de cariocas y fluminenses.

 

A continuación un recuento histórico y sus resultados:

Hecho 1: Pezão renuncia a administrar conflictos, que es el rol de un gobernador electo, y lanza a la Alerj (Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro) la tarea de tener que aprobar un paquete de maldades inaceptables. Sin menor capacidad de articulación política, el único argumento es: no tenemos alternativas (lo que repetirá desde entonces).

Hecho 2: el paquete de maldad no pasa la Asamblea debido a fuertes movilizaciones de los funcionarios. En ese momento Meirelles (Ministro de Hacienda), reacio a acatar los resultados democráticos contrarios a su voluntad, pasa a exigir este paquete para renegociar la deuda de Río en condiciones más viables. Es decir, frente a la debilidad del gobierno estatal, él respalda y nacionaliza la imposición de maldades.

Hecho 3: Pezão, ya aliado de Meirelles, va a Brasilia e intenta un acuerdo pasando por sobre la decisión desfavorable de la Alerj. Tanto así que Pezão veta parte del paquete aprobada por la Alerj que reduciría su salario y el de sus secretarios, e impediría “supersalarios” para designados. O sea, si no logró sacar dinero de los funcionarios, no quiere perder nada propio ni de sus secretarios.

Hecho 4: tiraron la pelota a la Cámara de Diputados Federales. Pero tampoco pasa la cámara. Delante de esto, un acto más de fuerza, Temer veta lo que fue votado y comienza con la idea de negociar acuerdos bilaterales, es decir, ejecutivo federal con ejecutivo estatal, caso a caso.

Hecho 5: para acentuar el “terrorismo financiero” y mantener a Pezão en sus manos, Meirelles impone bloqueos sucesivos en la cuenta del gobierno del Estado. Eso agrava aún más el cuadro, dejando a la mayoría de los funcionarios estatales sin un veinte en diciembre. Una deuda demostró tener más valor que vidas en la actual coyuntura federal.

Hecho 6: el Supremo Tribunal Federal (STF) interviene y desbloquea las cuentas del Estado. Meirelles ahora tiene dos problemas: una rebelión en la cámara de diputados y no chocar contra el STF. La duda sería la reacción de Pezão: aprovecharía las contradicciones en la base del gobierno federal y la interpretación jurídica que podría ser politizada a favor de Río?

Hecho 7: No, Pezão se mantiene aliado a Meirelles, no ve salida sin ser un buen aliado. Delante de esta certeza, Meirelles ejecuta su jugada maestra: viene a Río a encuadrar una vez más a Pezão y cerrar el asunto a puertas cerradas, lo que no encuentra ninguna resistencia, sólo apoyo por parte del ejecutivo estatal.

Hecho 8: lanzamiento de un paquete de maldades recalentado. Pasando por encima de las decisiones de las casas legislativas, lo llevarán primero al STF para homologación. Primera victoria de Meirelles: superar cualquier riesgo de judicialización (al final cualquier maldad siempre genera miles de acciones judiciales, no?)

Hecho 9: Carmem Lúcia debe lavar las manos, feliz de que ambas partes llegaran a un “acuerdo”, el paquete será aprobado independientemente de una votación en el congreso. La Cámara tiene el poder de derribar el veto de Temer de la votación anterior, pero antes de eso es probable que haya garantizado la segunda victoria de Meirelles al no cuestionar el tenor autoritario de la articulación sin consentimiento transparente de los representantes elegidos por el pueblo.

Hecho 10: nuevamente el proyecto caerá en la Alerj para aprobación, pero en un contexto totalmente adverso, tal como Meirelles deseaba: sancionado por los tres poderes federales. ¿Cómo Alerj se opondría a algo que los medios llaman la gran “solución”?

Atención bajo el nombre de “recuperación” se propone en realidad algo que no recupera nada, sólo quita una parte de los ingresos de los funcionarios estatales para aliviar la cuenta de esa manera. Es decir, Pezão está negociando a puerta cerrada el dinero de los funcionarios sin consultarles.

 

Dos advertencias y una conclusión:

1) No cuentan con que la movilización de los funcionarios aún es fuerte, incluso siendo acusados por parte de los medios de reducto de castas que defienden privilegios (algo curioso cuando no reciben salarios). Un contexto de paro requiere ganar más fuerza y tendrá un papel fundamental, repito, en este momento tendrá un papel fundamental. La presión ya mostró efecto en diciembre y ahora es aún más importante.

2) La base del gobierno estatal también está por los suelos en la Alerj, en ese contexto no se consigue aprobar nada. A diferencia de Río Grande do Sul, aquí el paquete fue liquidado antes de diciembre. Incluso con la fuerza de la figura de Picciani, él no se pondrá en la línea de fuego para defender un gobierno sin articulación política. Explorar las contradicciones dentro de la Alerj es fundamental, dejando claro que es la hora de que los aliados oportunistas abandonen el bote para no quemarse con Pezão.

3) Conclusión: ¿cuál es el único factor que permite a Meirelles concluir su jaque-mate y usar la “experiencia de la solución en Río” para generalizar al resto del país esta apuesta draconiana? Respuesta: sustentar el frágil gobierno de Pezão que tiene como único respaldo al propio Meirelles.

 

Tanto en la movilización de los funcionarios como en los bastidores de la Alerj avanza la posibilidad de su derroca por improbidad (alguien tiene dudas de que haya cumplido el presupuesto previsto para el 2016?). En un juego de ajedrez la victoria depende de prever dos o más jugadas frente a su adversario.

 

Lo único con que Meirelles no cuenta es con la caída de Pezão y, ahora, Dornelles. Ellos y sus secretarios son los únicos que seguirán fieles a las demostraciones unilaterales de poder por parte de Meirelles, incluso cuando la Alerj, la Cámara Federal y el STF tomaran medidas contrarias.

La elección se resume a: avanzar hacia la salida de Pezão y Dornelles con paros y mayor presión que nunca sobre la Alerj o esperar a que, paso a paso, Meirelles vaya cerrando su jaque-mate. ¿Qué es lo que aceptaremos?

Esto no es radicalismo, es análisis de las fuerzas en juego. Esa solución nunca será publicada en un gran medio de comunicación impreso o televisivo (dado que la tesis dominante es que los funcionarios son privilegiados).

El año comenzó, la lucha es la misma. Y el momento más importante es ahora, tanto para Río como principalmente para el país.

Comentários do Facebook

Comentários

Click to comment

Leave a Reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

To Top